SERVICIOS - DISEÑO - FREEBIES - MEJORA TU BLOG -

20 jun. 2014

Censura sí...Censura no...Pos No!

Como comentaba el miércoles, hoy quería hablaros sobre qué hacer con esos malos comentarios, ya sean vía mail o en comment directamente en tu blog.

Sería muy fácil y rápido explicarlo. No hagáis nada, pasad, dejarlos ahí.
Si fueran críticas constructivas como por ejemplo, mejorar la ortografía o alguna recomendación sobre la carga del blog, tipo... oye tu blog me tarda mucho en cargar, esas cosas, son críticas positivas bajo mi punto de vista. Pero otras como, cambia alguna imagen porque sí, o no publiques estos artículos, o no me gusta tu blog, son absurdeces mayúsculas.

Siempre defiendo que en nuestro blog hay que escribir lo que nos dé la gana, porque es nuestro, aparte de muchas otras razones, pero ésa es la principal para mí. Así que también somos libres de censurar lo que nos dé la gana, pero ojo...el que censura es porque o no quiere que los demás vean que lo ponen de vuelta y media o que hay gente que no lo acepta.
Por desgracia o por suerte en este mundo todos somos diferentes y por consiguiente no gustamos a todos, así que las malas críticas son normales.

O sea no es OH dios santo me han criticado, no. Es normal.

Entonces tenéis dos opciones, vía mail, si queréis perder un precioso tiempo contestando a una mala crítica, razonando el porqué actuáis así, o porque no cambiáis ciertas cosas, adelante. Pero alguien que os critica de esta manera igual que no ha tenido tiempo o soltura mental, para llegar a comprender el porqué haces lo que haces en tu blog, tampoco lo va a tener por mucho que se lo expliques. Así que es un poco tirar el tiempo a la basura, hablando con un muro.

La segunda opción y más recomendable, bajo mi criterio, es tal como lees el mail, tirarlo a la papelera o guardarlo, por si al cabo del tiempo lo necesitas para demostrar que recibiste esa mala critica.

En cuanto a los comentarios, si los borras, pierdes un comentario aunque sea malo, si lo contestas puedes entrar en un toma y daca sin fin, por la misma cuestión de lo del mail. Si esa persona por sí solita no ha llegado a desarrollar el porqué tampoco lo hará por muchas explicaciones que des. Hay gente que lo obvia todo.

Así que puedes hacer también dos cosas, o contestarlo de una manera sutil sin entrar a debatir o dejarlo ahí, que todo el mundo lea la mala educación que ha tenido ese comentarista en venir a tu blog a despotricar.
Porque al fin y al cabo, si no te gusta un blog, o algo de un blog no lo sigas, es fácil y gratis.
Eso es lo que hago yo con los trapos sucios, no me gusta censurar nada, ni lo malo ni lo bueno, creo que resta credibilidad esconder cosas así, aunque sea malo deja que la gente lo vea, muchas veces, esas cosas ayudan a los demás a tomar decisiones.
La verdad normalmente ayuda al honrado y hunde al mentiroso.

Yo borraría un comentario si afectara a una tercera persona, o si fuera ya muy a degüello, si me hiciera sentir vergüenza ajena. Y eso lo haría ya tanto si es un comentario de muy mal gusto, insultos o por un comment HOYGAN (leerlo es muy gracioso)

¿Qué hacéis vosotras con los trapos sucios? ¿Les echáis lejía?

Lireth's Notebook

10 comentarios:

  1. Yo de momento he tenido suerte y no me he visto en esta vicisitud, pero en caso de encontrarme lo dejaría, cada cual se deja en evidencia a sí mismo.
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo no he tenido nunca este tipo de comentarios y me cuesta entender el porque alguien se dedica a ello. En caso que me ocurriera yo creo que lo eliminaría y listo, solo por el hecho que no me gusta que otros lo pudieran leer. Felix "finde" y verbena. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo es que me quemo demasiado rápido, es una cosa que tengo que cambiar jaja
    No me han venido muchos, recuerdo un anónimo (anónimo tenía que ser, jé) que me comenzaba insultando y desmoralizando y acababa con un cordial saludo. En ese me contuve un poco aunque hay veces que me quemo mucho más. Supongo que sí, que lo mejor sea pasar de esos comentarios y centrarte en las coas buenas, pero sin embargo han pasado meses (o un año ya?) de ese comentario y a veces lo sigo teniendo clavado en la cabeza. Tengo que aprender a hacer oídos sordos :)
    Un besín.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante tu post, yo hasta ahora he recibido criticas constructivas y me ha ayudado a mejorar. Las personas que ofenden con sus comentarios solo entorpecen, pero te sacas la piedra del zapato y sigues caminando bien porque estas segura de que lo que haces te gusta y eso es lo importante.
    Gracias por estas reflexiones que nos ayudan a interiorizar en lo que hacemos y como abordamos a los demás.

    ResponderEliminar
  5. Yo de momento también he tenido suerte pero....si alguien entra en un blog (y mira que hay eh? ) es porque quiere y la verdad, no concibo que gaste su tiempo en poner a caldo a una persona que disfruta con lo que hace a través de SU blog....no lo entiendo!

    ResponderEliminar
  6. No he estado en esa situación de momento, pero tengo claro que del blog no borraría esos comentarios para que quede constancia de la mala educación que algunas personas puedan tener.
    En caso de un mail que tampoco me ha pasado pues sinceramente me cabrearía muchísimo porque las injusticias no me gustan, así que después de calmarme le contestaría con la educación que le ha faltado y zanjaría el tema. Si la cosa continúa directamente no le haría caso, no hay mayor desprecio que no tener aprecio. Eso si, el mail lo guardaría, nunca se sabe si lo vas a necesitar y no cuesta nada.
    Estas entradas hacen que nos paremos a pensar y hace unos días he podido ver una situación de estas a nivel abierto con un blog y he sentido vergüenza ajena y pena por la persona que dirige el blog. Pero con buenas palabras y buenos modos todo ha terminado y quedan constancia de esos comentarios para que la gente abra los ojos con personas así.
    Ala, creo que me he despachado a gusto para darte mi opinión.
    Gracias por los tutoriales y las entradas que te trabajas tanto, no siempre puedo comentarte pero te leo todos los días. Eso si, si puedo vengo a darte mi opinión porque no quiero que pienses que solo me interesa de ti tu habilidad y formación en este mundo de la informática. Me caes muy bien desde el primer día y la gente como tu merece que se lo agradezcan. Yo he aprendido a ser agradecida aunque nadie me lo pida, lo hago por mi y para sentirme bien.
    Tengo tanto que poner en práctica que con el tiempo voy olvidando muchas cosas. Sé que cuento contigo y tu amabilidad, eres increíble y por eso esta clase de entradas me llegan tanto. Hay que valorar lo que la gente te da porque no tienen ninguna obligación.
    Después de abrirme un poco contigo solo me queda desearte un feliz fin de semana. Que seas muy feliz con tu familia particular que tanto me gusta. Me encantaría que algún día nos pusieras fotos de tus preciosidades.
    Besitos Lireth

    ResponderEliminar
  7. Hola..Yo por ahora no he tenido malas experiencias con los comentarios, por ahora no he tenido que borrar ninguno, aunque después de tus buenos consejos, si alguna vez recibo uno, espero tener la suficiente madurez para dejarlo y no censurar nada, como tu bien dices salgo que sea insultante para el resto de los seguidores.
    Como siempre, tus entradas muy interesantes.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Hasta ahora no he tenido ningún comentario de ese tipo, pero creo que tu consejo es el más acertado, ni caso a no ser que entre en un punto de mal gusto, mal sonante o de los que te "abren las carnes"... je je
    Gracias por tus consejos. Besos

    ResponderEliminar
  9. En este mundo hay gente para todo! Fuera y dentro de los blogs. Es una cosa que sigo sin entender, esas ganas que tienen determinadas personas de herir por herir, y de no escuchar ni ponerse por un ratito en la situación del otro..

    ResponderEliminar
  10. De vrd me parece muy grosero que hagan eso, pero igual todo mundo tiene derecho a opinar bueno o malo, lo que hago es agradecer y lo dejo ahí, al menos se tomo el tiempo para comentar y pasó por mi blog ajajjajajajaj

    ResponderEliminar