SERVICIOS - DISEÑO - FREEBIES - MEJORA TU BLOG -

12 dic. 2014

La identidad y la confianza

El viernes pasado hablamos sobre la preservación de nuestra intimidad y como consecuencia de nuestra identidad. Muchas veces he leído en blogs que la gente no se fía de esas autoras que esconden su identidad detrás de un seudónimo o personaje (véase servidora)

Comprendo que pueda dar imagen de querer esconder algo, pero ¿El qué? Me pongo de ejemplo: Leéis un blog de ayuda, en el que no gano nada. Si no gano nada, nada debo, entonces ¿Qué hay que esconder?

No os interesa mi vida, os interesa tener un blog bonito, recurrido y rentable. Nada más, por lo tanto no sé dónde se sostiene la idea de esconder algo.

Creo que estas preguntas y respuestas pueden aplicarse en muchas temáticas de Web, realmente ¿Nos interesa quién hay detrás de lo que leemos si lo que leemos nos da buen resultado? NO

Por lo tanto, creo que lo de que no genera confianza un seudónimo o un personaje es un argumento para el churreteo, y así saber más de esa persona por mero chafarderío, nada más.


Con el tiempo, si siempre lees a esa persona, es normal que te pique la curiosidad de saber quién hay detrás de tantas cosas que te han servido, o que te animan el día. Pero eso es otro tema, eso ya es que esa persona ha pasado a formar parte de tu día a día y sientes la necesidad de sentirla más cercana a ti, y si te cuenta sus cosas o sabes quién es, se produce ese acercamiento.

Eso es normal, pero pasa lo que ha pasado conmigo, que si ese autor no tiene nada que esconder, poco a poco lo conoces y sabes quién es. Pero de buenas a primeras decir, soy tal vivo aquí con esta gente y tengo las bragas de este color…huele muy raro.

Cualquier persona con un sentido mínimo de la discreción y la intimidad, guarda unas distancias. Aunque hay especímenes por internet, tanto lectores como autores, que sienten la morbosa necesidad de saber incluso lo que come la persona que está detrás de tal o cual página Web.

Volviendo al tema que me interesa decir, es que a mí personalmente me importa un pimiento quién haya detrás de cada blog, lo que me interesa es lo que me aporta, y si con el día a día esa persona la necesito más cercana con el tiempo llegará, si no tiene nada que esconder claro, eso creo que sí genera confianza.

Genera más confianza el comportarse de una manera normal y contestar correos o chats de una manera normal como lo haríais vosotras y no con un cuenta gotas como si fuerais la Reina de Saba. Mostrarse cercano, humilde, generoso y sin esperar nada a cambio es lo que realmente da la confianza que todos esperamos.

El nombre, el seudónimo, una foto en el perfil, son añadidos que pueden o no pueden estar pero creo que no son ingredientes de confianza.

Fácilmente cualquiera podría coger una foto de cualquier persona, crearse un perfil con un nombre falso y decir que es esa persona, subir fotos de una amiga o vecina o desconocida de vacaciones y hacérselas suyas. Vamos, suplantación de identidad de toda la vida (haberlos haylos) y a la gente que opina que esconderse detrás de un seudónimo no da confianza, yo les preguntaría en este caso ¿Y te fías de que la persona que se muestra de buenas a primeras sea realmente quien dice ser?

Llamadme malpensada o incrédula, pero he visto tantas cosas que solamente me fío de la gente con el tiempo y con sus acciones, no me fío de la gente porque se llame Pepita Torres y tenga esta cara o la otra.

Se dice que el movimiento se demuestra andando, pues eso.

¿Vosotras de qué os fiais, qué os inspira más confianza?

Lireth's Notebook

4 comentarios:

  1. Pues la verdad nunca había pensado que pudiera generar desconfianza. Yo siempre he usado seudónimo, al principio porque era un poco paranoica con lo de preservar la identidad y ahora además porque es como me conocen. Si cambio a mi nombre de verdad creo que liaré a las personas que sigo y que me siguen... y en el fondo, actualmente no le veo mucho sentido. Si quiero hacer maldades me puedo inventar un nombre que parezca real, como tú dices, no?

    ResponderEliminar
  2. Yo utilizo un pseudónimo pero es que por ese nombre me llama todo el mundo excepto mis padres y hermanos. Vamos, que hay más gente que me llama por mi pseudónimo que por mi nombre en el carnet de identidad. En caso de querer cambiármelo en el registro civil ningún juez se negaría :)
    Yo pienso igual que tú. De hecho tengo pendiente hacer la página "Acerca de mí" en el blog... y la razón de que aún la tenga pendiente es esa norma bloggera universal de que hay que mostrarse... por qué? Por qué si pongo mi foto mis recetas, mi trabajo, o lo que sea, van a ser más de fiar?? Eso es algo que no entiendo y que creo que es una norma que algunas bloggeras imponen fijándose más en los blogs americanos que cuelgan la foto hasta del gato... Lo siento, pero jamás expondré a mi hija en mi blog, ni en las RRSS. Ni es necesario para mi trabajo, ni para mi blog ni para nadie. Y a quien le parezca bien, bien... y a quien no le guste, pues hay muchos más blogs iguales al mío.
    besos!!

    ResponderEliminar
  3. Opino lo mismo que tu, de hecho yo también tengo un avatar en mi blog, porque considero que ver una foto, no implica dar más confianza....a mi lo que me importa es lo que me transmite su escritura, como se expresa en sus frases y lo que me aporta su blog. Excelente post!!!! besitos.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo, de hecho yo imagino a tu avatar escribiendo el Blog y resolviendo dudas y siempre me he conformado con eso, de hecho no me pregunto si realmente te pareces a ella o no. ¿Què más da? Es importante lo que escribes y cómo lo escribes, no el aspecto que tengas.

    ResponderEliminar